Propuesta de declarar a las Moteras de Chillán como Tesoros Humanos Vivos encuentra amplio apoyo en la Cámara de Diputados y Diputadas

spot_img

Fecha:

En una decisión unánime con 137 votos a favor y 2 abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputados y Diputadas ha aprobado la resolución 517 que insta al Presidente de la República, en colaboración con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a llevar a cabo las gestiones necesarias para otorgar a las moteras de Chillán el estatus de “Tesoros Humanos Vivos”.

Fundamentos de la Resolución y el Valor del Patrimonio Inmaterial

La resolución subraya la importancia de otorgar reconocimiento oficial a manifestaciones representativas del patrimonio inmaterial del país, así como a las personas y comunidades consideradas Tesoros Humanos Vivos, por su contribución a la cultura y la identidad nacional. Este paso responde a la necesidad de preservar y celebrar elementos que forman parte fundamental de la historia y la herencia cultural de Chile.

Historia del Mote y las Moteras

El mote, un alimento que formó parte de la dieta popular durante la época colonial y las primeras décadas de la República, ha sido un símbolo perdurable de la cultura chilena. Durante la era de Portales, el mote era un ingrediente común en las cocinas y recetarios de Chile. Además, se destaca la labor de los vendedores de mote, quienes durante siglos han sido figuras conocidas y apreciadas en las calles de muchas ciudades del país.

La Trayectoria de las Moteras de Chillán

La resolución resalta que el “mote con huesillos” representa una bebida tradicional y un símbolo cultural de Chile, cuyo consumo se dispara, especialmente en los meses de verano, tanto en zonas rurales como urbanas.

A pesar de que no se conoce la fecha exacta en que el mote con huesillo se popularizó en Chillán, una entrevista realizada a una de las moteras (nacida en 1952) revela que su madre y otras moteras ya trabajaban en las “moterías” ubicadas en Plaza Sargento Aldea, incluso antes del terremoto de 1939.

Las moteras situadas en la Avenida O’Higgins han mantenido viva esta tradición por casi 50 años, transmitiendo su oficio de generación en generación. Esta práctica ha enriquecido el patrimonio turístico y culinario de la zona. En 2004, estas mujeres crearon una agrupación con personalidad jurídica propia, lo que les permitió consolidar su fuente de trabajo de manera más cohesionada y estable.

Adicionalmente, los comerciantes consideran que este oficio contribuye significativamente a la preservación de una tradición gastronómica local que, a su vez, fomenta el turismo en la región. Gracias a las moteras de Chillán, la ciudad ha ganado renombre a nivel nacional por los mote con huesillos que se sirven en el icónico eje de la Avenida Bernardo O’Higgins.

La resolución fue presentada por la diputada Marta Bravo (UDI).

spot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir:

spot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Popular

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Noticias
Otras

¡Escándalo en el INDH! Chile Vamos Exige Remoción de Consejeros por Ataque Político a Mario Desbordes

En un contundente movimiento político, los jefes de bancada...

El audaz plan de Héctor Cúper: nacionalización masiva de argentinos

En un intento audaz por mejorar el rendimiento de...

Virgin Galactic lleva a cuatro aventureros al borde del espacio en misión histórica

La exploración espacial comercial ha alcanzado un nuevo hito:...